A propósito de Llewyn Davis

Un recuerdo (Los altibajos de la vida) Por Arantxa Acosta

"Usted es historiador y yo parte de la historia. Espero que me haya encontrado interesante"Marathon man (John Schlesinger, 1976)

** contiene spoilers **

Ponernos profundos, analizando detalladamente todos los elementos incluidos en A propósito de Llewyn Davis que identifican el film, y por ende al personaje principal, con el Ulises de la Odisea de Homero y su introspectivo viaje. O hacer un recorrido por la historia del folk que tan sentidamente homenajean los directores, y descubrir que Llewyn Davis está basado en un cantautor real. Incluso hablar de que los hermanos se acercan de nuevo a un tipo de film con mensaje más sutil, cercano y cuidado al milímetro, igual que hace poco ya intentaron con el injustamente poco valorado trabajo realizado en Un tipo serio (A serious man, 2009).

Realizar esta disección se vería traducida, aunque sin duda es lo que espera el lector (y lamento decepcionarle), en un texto demasiado impersonal que no se merece A propósito de Llewyn Davis.

Si algo han conseguido los hermanos Coen es una cinta menos corriente de lo que ya de por sí son las pertenecientes a su filmografía y, no obstante, parece que se autoidentifique de forma totalmente contraria, que se quiera resguardar de ser calificada así y aspire a un convencionalismo que en realidad no le pertoca, para pasar desapercibida conscientemente. En cualquier caso, a muchos de nosotros el personaje de Llewyn nos atrapa, proyectando en nosotros su propia personalidad y adentrándonos en su melancólica visión del mundo que le rodea, y a otros, muy al contrario, les genera un considerable sentimiento de rechazo. El personaje atrae y repele a partes iguales porque despierta al perdedor que llevamos dentro. Nos guste o no. Nos espabile o nos hunda.

Un primer plano de un micrófono nos dice ya dos cosas: que la música va a ser el centro del film, y que no les va a importar explicar la historia de Llewyn, del folk y de la vida, a través de ella.

…Hang me, oh, hang me, I’ll be dead and gone.
Hang me, oh, hang me, I’ll be dead and gone.
I wouldn’t mind the hanging but the laying in the grave so long
Poor boy, I’ve been all around this world…
1

Oscar Isaac, irreconocible, inunda la sala, del bar y de proyección, con su melódica voz cantando ‘Hang Me Oh Hang Me’, una canción sobre alguien al que están a punto de condenar a muerte y que no acaba de rebelarse en contra del castigo, quizá por saberse merecedor de él. Toda una premonición sobre lo que va a ser el devenir del cantautor o, mejor, dicho, una consecuencia sobre eso mismo. Pero ya se verá…

Así, el perdedor, los Coen, han hecho su introducción: es bueno, muy bueno a nuestro parecer, pero eso no es lo único que le ayudará a librarse del fracaso. Las decisiones que tomamos son las que nos definen. A nosotros e, irremediablemente, a lo que va a ser de nosotros.

Tras lo que parece ser una merecida paliza fuera del local, pasamos por encadenado a la imagen de un largo pasillo en una casa… y un gato que lo recorre hasta encontrar a nuestro protagonista, al fondo del corredor.

Y es a partir de aquí que me gusta pensar que toda A propósito de Llewyn Davis, hasta el final, está simplemente en la mente del protagonista.

Imaginemos que lo que le pasa en los siguientes cien minutos no es real, o como mínimo no del todo: el protagonista piensa en cómo ha llegado a estar tirado en un callejón, mezclando su recuerdo con los sucesos reales. Eso explicaría, en primer lugar, los largos pasillos que debe recoger: el ya comentado en la casa de los padres del amigo y compañero de escenario que le ha dejado tirado al suicidarse, el de la casa de Al Cody, el de la casa de Jean y Jim…

Largos pasillos que conducen a problemas.

apropositollewyndavis1

Pero adicionalmente, Llewyn, los Coen, juegan con la personalidad y físico de los personajes que éste recuerda (o se imagina, también):

Jean se antoja exagerada,  histriónica. ¿Es la imagen que tiene Llewyn de ella, una chica preocupada por todo, que le rechaza por cómo es sin darle oportunidad de explicarse? Explicaría ese tremendo “aaaaaasshole” que ametralla la cabeza de Llewyn (y la nuestra) cada vez que Carey Mulligan, irritante, lo pronuncia.

…I’m goin’ away to leave you, love

I’m goin’ away for a while

But I’ll return to you sometime

If I go ten thousand miles…

Jim, novio de Jean,  se nos presenta como un bonachón que no se entera de nada, más preocupado por los problemas del país que por los que tiene en casa…

…I sweat when they stuff me in the pressure suits

Bubble helmet, Flash Gordon boots

Nowhere up there in gravity zero…

Los padres de su ex-compañero, Mitch y Lilian Gorfein, siempre amables, por muy mal que Llewyn les trate o se aproveche de ellos. Bondad extrema que Llewyn les otorga, reflejo de la felicidad de años pasados que no volverán y que le sume más aún en su sentimiento de culpabilidad. ¿O es que Llewyn no se siente responsable del suicidio del hijo de la pareja?

…I remember one evening in the pouring rain
And in my heart there was an aching pain
Fare thjee well, my honey, fare thee well…

Su agente y la secretaria de éste, dos dinosaurios de la industria musical que no han sabido avanzar y a los que culpa de que su carrera esté estancada. Grises, sordos, recluídos entre las paredes del pequeño hogar que es ya su negocio.

…You’ve got reasons a-plenty for goin’
This I know, this I know.
For the weeds have been steadily growin’
Please don’t go, please don’t go…

El callado chico del coche, Johnny Five, reacio a mirarle, a hablarle, a regalarle un cigarrillo. Distante e impenetrable. En contraposición, Roland Turner, jefe del chico, músico de jazz. Éste representa todo lo que Llewyn odia, así que le imaginará (porque este pasaje en concreto, por la puesta en escena, por lo estravagante de su desarrollo, podemos considerar es totalmente inventado al reconocer una parte del propio Llewyn en los otros dos compañeros de viaje) gordo, desagradable, grosero y hasta drogadicto.

…See that crow up in the sky
He don’t crow nor can he fly
He can’t walk nor can he run
He’s black paint slattered on the sun…

Y el gato… bueno, el gato incluso cambia de sexo, no sabe quién es ni a dónde va, pese a que, como el cartel de la película de Disney, consigue volver al hogar. O al menos eso intenta. Como Llewyn, claro.

apropositollewyndavis3

Finalmente, todo cobrará sentido para Llewyn, cuando, ya en el recuerdo de minutos antes de la paliza, se vea de nuevo a sí mismo cantando ‘Hang me, Oh Hang Me’  en el bar, para seguir con una versión más animada y a la vez triste de  ‘Fare thee well’

…One of these days and it won’t be long

Call my name and I’ll be gone

Fare thee well, oh honey, fare thee well…

Llewyn se aleja hacia la barra y sube al escenario un nuevo cantautor. No se percata, pero la presencia de éste, y sobre todo su música, le seguirá mientras habla con el propietario del bar, también después la oiremos de fondo cuando salga a la calle a encontrarse con su destino….

Porque la paliza, quizá también imaginaria, por qué no, puede bien representar la toma de conciencia de esa melodía que se va cogiendo forma  compás a compás en el escenario, en su mente, y en la historia de la música: acaba de reconocer, sin saberlo, el talento de otro que sin tantos complejos sí alcanzará su sueño. Señoras y señores, Llewyn Davis se topará con Bob Dylan.

Con todo esto, podría decir que el viaje interior de Llewyn, ya anunciado previamente (como todo en la película) en el título original, Inside Llewyn Davis, es una invitación a que hagamos lo mismo. Podría decir que Oscar Isaac se fusiona con su personaje, haciéndonos olvidar de tal forma al actor que la película acaba siendo un verdadero paseo por el subconsciente del músico. Podría maldecir que los premios – teóricamente – más importantes le hayan dado la espalda, cuando sin lugar a dudas supera en calidad a muchas de las nominadas y ganadoras. Podría decir que A propósito de Llewyn Davis incita a revisar ‘de pe a pa’ toda la filmografía de los hermanos Coen, porque se quedan las ganas de volver a sentir la paz que deja el visionado de ésta su última gran obra….

…pero no lo haré, porque dejar caer en el olvido la película está en la mano de cada uno de nosotros, igual que Llewyn hizo consigo mismo. Igual que, según parece, estén buscando los directores.

TRAILER:

 

  1. todos los extractos de canciones pertenecen  a la BSO de A propósito de Llewyn Davis, que por supuesto recomendamos.
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comentarios sobre este artículo

  1. […] dando vida a un superhéroe y popularidad no le garantizarán el éxito. Así que, al igual que el Llewyn Davis de los hermanos Coen, luchará para ser reconocido… pero hará también todo lo posible para […]

  2. […] de aquellos malogrados que vivieron en los márgenes, como han hecho recientemente los Coen con A propósito de Llewyn Davis (Inside Llewyn Davis, 2013) o hiciese en su día John Cameron Mitchell con mi queridísima Hedwig […]

  3. Cristian Bolajuzon dice:

    Antes que nada decir que me encanto el articulo, no habia tenido esa lectura de la pelicula, y a pesar de q no estoy del todo de acuerdo me gusto leerlo y puede que algunas de las cosas que expresas tienen sentido.
    Ami me parecio que todo lo que paso en la pelicula relamente le paso a llewyn, y nos muestra el camino que lo lleva a la paliza en el callejon.
    me parece que el gato nos va mostrando lo que va pasando con la carrera del protagonista.
    Cuando se va de la casa de los gorfein el gato se le escapa, y despues cuando llega a los amigos se le pierde, y al principio de la pelicula el va de aca para alla sin rumbo fijo y perdido en lo q es su carrera. Mas tarde el va a chicago a probar suerte y lo rechazan, va a volveer a su trabajo el cual hecha por tierra su carrera, , acto seguido cuando esta volviendo de chicago en la ruta, de noche, se le cruza un gato ( del mismo color que el de los gorfein) y lo atropella, lo mata como a su carrera. Y al final va a lo de los gorfein, lo reciben, escena similar al comienzo de la pelicula,y consigue q el gato no se le escape, esta en su casa, donde tiene que estar, igual que el en el escenario.
    No se si es una vision muy optimista la que tuve, es una peli que me gusto bastante!!!
    Espero que se entienda el choclo q escribí, muy buena la pagina, un saludo!

  4. […] A propósito de Llewyn Davis (Inside Llewyn Davis). Directores: Joel Coen, Ethan Coen, EUA, 2013. […]

  5. […] Sólo los amantes sobreviven, los personajes de Eden terminan por aproximarse al cantante folk de A propósito de Llewyn Davis (Inside Llewyn Davis, 2013) de Joel y Ethan Coen, otro personaje que habita en un tiempo circular, […]

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>