Star Wars: El despertar de la fuerza

Déjà vu Por Ignasi Ferrer

**contiene spoilers**

Abrams se ha convertido en un experto en revitalizar sagas galácticas. Tras las buenas críticas que recibió por sus dos películas de Star Trek (Íd., 2009; Star Trek: En la oscuridadStar Trek Into Darkness, 2013), decidió aceptar un reto mayor: dirigir el nuevo episodio de Star Wars. Un reto mayúsculo que ya se llevó por delante a su creador tras esa innecesaria trilogía precuela que dirigió entre 1.999 y 2.005. George Lucas rompió con su propia concepción de Star Wars explicando una historia que ya conocíamos e introduciendo secundarios tan prescindibles como el denostado Jar Jar Binks. Además, se obsesionó con los efectos digitales y el CGI, derivando en una factura visual más artificial y pobre respecto a la trilogía fundacional, a pesar de la falta de medios y presupuesto.

J. J. Abrams ha entendido perfectamente que debía volver a los orígenes. El fan no quería más Jar Jar Binks ni Jedi haciendo saltos mortales y lanzándose objetos con la Fuerza en interminables duelos de sables ni tampoco un gran despliegue de efectos especiales.

El director de Nueva York ha encontrado el equilibro perfecto en Star Wars: El despertar de la fuerza, entre una cierta artesanía en el uso de decorados y animatronics con la implementación de efectos digitales.

Ha vuelto a los orígenes para elaborar una obra que está a medio camino entre lo clásico y lo nuevo, entre la nostalgia y la esperanza. Este equilibro le ha permitido facturar un producto final con encanto, fiel a sus orígenes, sin tener que renunciar a la espectacularidad, por ejemplo, de una excelente persecución entre el Halcón milenario y unos cazas del lado oscuro o una impresionante lucha de sables láser. Irónicamente, el Star Wars de Abrams es más fiel a los orígenes de Star Wars que la trilogía precuela del propio Lucas.

Sin embargo, Abrams no ha conseguido desligarse del todo de los orígenes y Star Wars: El despertar de la fuerza es impersonal y un tanto fría.

Su apego por el material original ha producido un producto técnicamente impecable, pero carente de alma y pasión. Se repiten algunas fórmulas narrativas presentes en la trilogía fundacional: los conflictos paternofiliales, la nueva Estrella de la muerte, el androide que oculta información clave para la Resistencia… El juego referencial y el auto-homenaje llega a tal extremo que hasta el final de la película recuerda a una mezcla de los finales de los episodios IV y VI. Star Wars: El despertar de la fuerza es un déjà vu constante que funciona mejor cuando presenta a los nuevos personajes en vez de centrarse en recordar el pasado.

Star wars el despertar de la fuerza 1

Dentro del conservadurismo de Abrams, su mayor revolución es el personaje femenino de Rey (Daisy Ridler). Por fin una mujer fuerte y autosuficiente en el universo Star Wars. La incidencia de Padmé (Natalie Portman) en los episodios I, II y III era testimonial y Leia se quedaba a medio camino en la trilogía fundacional, aunque no estaba mal para una producción de finales de los 70 y principios de los 80. Rey recuerda a la Imperator Furiosa (Charlize Theron) que pudimos disfrutar en Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury Road, George Miller, 2015), dos personajes femeninos fuertes e inspiradores que ojalá sirvan de ejemplo para más mujeres fuertes en el cine comercial y de acción.

Otro de los desafíos a los que se ha enfrentado Abrams es cómo continuar con una saga de seis películas que ha girado en torno a la figura de Darth Vader. La solución: que Darth Vader siga presente. Para ello, Abrams toma como inspiración a los nazis que emigraron a Argentina y se pregunta: ¿qué habría sucedido si hubieran empezado a trabajar juntos de nuevo, convirtiendo la figura de Hitler en un mártir? Esta premisa es el origen de Kylo Ren (Adam Driver) y la Primera Orden, que toma el relevo del Imperio. A diferencia de lo que se apreciaba en entregas anteriores con el Imperio, la Primera Orden es una organización más jerarquizada y cruel que adopta una imagen muy cercana a las dictaduras fascistas presentes en Europa a mediados del siglo XX, sobre todo cuando el General Hux (Domhnall Gleeson) da un discurso voz en grito a sus tropas con una escenificación que recuerda a Hitler dirigiéndose al pueblo alemán. Las referencias a ese periodo turbio de la historia llegan hasta el punto que las naves de la Primera Orden que realizan sus incursiones se parecen a las barcazas que llevaron las tropas en el desembarco de Normandía.

George Lucas afirmó que Star Wars: El despertar de la fuerza gustaría a los fans. Una de las claves es el regreso a los orígenes. Y Abrams es tan consciente y descarado que le funciona. Es una declaración de intenciones hacia el fan, la confirmación de cuál es el camino a seguir. Además, el guión está salpicado de ese humor y ese espíritu aventurero que se había perdido con los episodios I, II y III. La admiración que siente el fan es la misma que siente Abrams por el material que imita. La misma admiración que siente el nuevo villano, Kylo Ren, por Darth Vader hasta el punto de llevar una máscara que no necesita. O la admiración que siente Rey, la nueva protagonista, cada vez que se mencionan los nombres de Luke Skywalker, Han Solo o el Halcón milenario.

Star wars el despertar de la fuerza 2

Podríamos decir que J. J. Abrams cumple con su principal objetivo a la hora de realizar Star Wars: El despertar de la fuerza. A pesar de esta sensación de déjà vu constante, el resultado final es satisfactorio y nos reconcilia un poco con la obra primigenia de Lucas, aunque para ello haya tenido que recurrir al factor nostalgia como generador de emociones. Star Wars: El despertar de la fuerza requiere de la participación activa del fan que se emociona al recordar lugares comunes de la saga o ver aparecer en pantalla a sus míticos personajes. La cara de Rey cuando escucha el nombre de Luke Skywalker, por ejemplo, es la misma del fan en la sala de cine cuando aparece la famosa introducción en letras amarillas acompañada de la banda sonora de John Williams. El perfeccionista J. J. Abrams consigue en esta ocasión disimular su mirada fría y quirúrgica acompañado de personajes cómplices como Han Solo, Leia y Luke, además de los entrañables, e ininteligibles, secundarios Chewbacca, C-3PO y R2-D2 a los que se les une un carismático y brillante nuevo secundario, el androide esférico BB-8.

Jugar sobre seguro ha sido efectivo en esta ocasión, Star Wars: El despertar de la fuerza convence y es un buen punto de partida para una nueva trilogía. A partir de aquí, llega el momento de arriesgar y apostar por nuevas ideas que confirmen que este séptimo capítulo no ha sido un paso en falso, aunque en esta ocasión no nos quedamos con un mal presentimiento.

 

TRAILER:

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comentarios sobre este artículo

  1. “El despertar de la fuerza o Tanto va el cantaro al agua…” SPOILER ALERT

    NO LO LEAS SI AÚN NO LA HAS VISTO.

    Como cualquier muchacho de mi generación “La guerra de las galaxias” fue un suceso que marcó mi infancia. Fue un fenómeno cultural, nunca se había visto una película del espacio para niños así.

    Ninguna película para niños había ofrecido ese nivel de producción y sobre todo: tenía una historia. Esa historia hablaba de una Fuerza que surgía de todo ser y lo rodeaba. Tenía, digamos, una filosofía. Esta era ligera, accesible y le otorgaba cierta “profundidad” a la historia.

    George Lucas escribió, según se dice, de un tirón los capítulos cuatro, cinco y seis. En efecto, tuvieron coherencia y nos atraparon.

    La segunda de ellas o la número cinco es la mejor de las siete que se han hecho hasta ahora. El nudo gordeano que constituyó una verdadera sorpresa sucedió aquí cuando Darth Vader confiesa a Luke que es su padre. Si tuvo una “fuerza” la historia fue la presencia de uno de los mas emblemáticos villanos que jamás se hayan creado: Darth Vader.

    Tanto que las tres primeras (producidas años después de manera chapucera, descubriendo que Lucas jamás las había escrito sino hasta que se le ocurre filmarlas) giraron en torno al pasado de Anekin y como es “seducido al lado oscuro”.

    Es un hecho que todos de una u otra manera queríamos ser Vader, todos teníamos que tener un muñeco de Vader. Siempre fue el mas admirado. Y al final, compadecido.

    Es desilusionante que teniendo la oportunidad de crear una historia con carne, librados ya de una visión simplista de Lucas (en su tiempo todo un reconocido innovador) que ya no tiene cabida en este siglo, hayan seguido tal cual una pauta que es repetitiva hasta la burla involuntaria, poco propositiva y francamente desastrosa.

    Ahorita la fiebre impide ver la realidad, pero esta nueva película, aunque supera a las tres últimas producidas, no pasa de ser un refrito por demás tedioso, sin alma, sin una historia original.

    Efectivamente se fueron a la fórmula sin ninguna consideración al intelecto de los niños de hoy. Y me temo que ni de los acalorados fanáticos que hoy cuentan con casi cincuenta años.

    Este furor atizado por una apabullante campaña de publicidad atemoriza de verdad pues es casi sacrilegio atreverse a hablar mal de la película.

    Es sintomático y en verdad alarmante que entre sus mas devotos se encuentren las clases que supuestamente tienen un nivel superior de estudios.

    Su ira, sin temor a exagerar, es equivalente a los islamistas extremos. Fuera de broma.

    QUE SE RESCATA DE LA PELICULA
    Nunca se había retratado de manera tan espectacular al maravilloso Millenium Falcon. Se disfruta mucho verlo volar. Y si se extrañaba.

    El Alien que es como el nuevo Emperador pero con otra denominación se ve increíble.

    Ya si aquí los efectos visuales y de sonido no eran buenos bueno, ni para que seguir.

    La chica, una Luka Skywalker, ayuda a tolerar la película. O quizá sería mejor llamar videojuego.

    ALGUIEN QUE PARECÍA IBA A DARLE UN PESO EXTRAORDINARIO PERO QUE SE APAGA EN MENOS DE CINCO MINUTOS.
    Una leyenda de la actuación, del cine de Igmar Bergman, imagínense, si no es idéntico en poder a Max Von Sydow, dice las mejores líneas de todo este video y ¡lo mata el pseudo Vadercito de la manera mas insulsa! Apartir de ahí todo es una aburrida guasa, un refrito pero ahora cambiado de género.
    De Yoda, que huye casi cobardemente luego de haber armado todo el desmadre, el jedi master mas oscuro que haya existido, casi al servicio del Emperador,ni sus luces aquí (gracias al cielo) pero si nos fletan a una tipo Yoda nada mas que anaranjada y con lentes descomunales. Podía haber sido ella la portadora de esa filosofía, la posibilidsd de darle el peso filosófico ligero pero necesario a la historia pero no. De buenas a primeras ella tiene en un cofrecito de abuelita nada mas ni nada menos que el sable laser de Luke, según el último de los jedis que por cierto se vuelve a esfumar, que no ves sino quince segundos al final del video y que según esta entrenando nuevos jedis. Uta, si siguen eligiendo mal como se ve pues que chafas eran los jedis. Total, no que elúltimo? Tomar nota que este era ya un jedi mal elegido por Obi wan, Obi wan también fue medio entrenado y mal dirigido por el jedi que interpreta Liam Neeson. En esas películas del joven Anakin te das cuenta (y fue involuntario de la chapucería) que los jedi eran un desmadre,que Yoda estaba bien pirado, que guardaba tanta ira como Palpatine, pero no era tan hábil. Incluso el jedi encarnado por Samuel L Jackson se la pasa haciendo jetas reprobación ante las decisiones del verde maestro. Fíjense, la bellísima Lupita Nyongo sale de Maz Kanata, la Yodita naranja!! En vez de que saliera de ellla! Que bárbaros.

    Ah, una interesante Bobba Fetta de la que no se nos presenta nada. Desaprovechada.

    El personaje Fin, tenía también mucha carne que aprovechar siendo un stormtrooper desertor, la historia de estos soldados que son la mofa en las redes sociales y desde que surgieron por ser siempre torpes, es desperdiciada. En un par de líneas, chingue su madre ya aclara su problema y situación y a la goma sigamos con balazos. Además cae gordo, no creo que nadie quiera ser Fin jugando a Star War, mucho menos el torpe y cobarde del hijo de Leia . Finn es medroso y con un enorme trasero que lo hace verse ridículo en su traje de soldado a punto de reventar.
    Es un C3PO en humano. Solo que 3PO consigue ser simpático dentro de su cobardía. Pero en esta película el robot dorado sale con un brazo rojo jamás explicado (porque obvio todo es pala próxima) y además ya sale en el mismo nivel que los generales de batalla, el pescadote y los demás. Por que,sepa.

    LA MAS GRANDE TORPEZA DE ESTA NUEVA SAGA: El hijo cobarde.

    Ahoooora, resulta ser que el hijo de Leia y Solo quiere ser como su abuelo. Sin explicación alguna, todo a ver, para según explicarse en la que sigue o Dios nos ampare, en las precuelas de estaporque dejan un bache sin entender que carajos. Bueno, no sin entender, sin presentar.

    El hijo cobarde se pone un mini casquito de Vader o tipo Vader con respiración (horrendo efecto por cierto) artificial incluida. Es de risa loca cuando todo mundo le dice Ay, ni cierto que necesitas tu casquito, Su papá Han Solo lo regaña y le dice casi casi que no se ande con payasadas que ni necesita el casquito.

    Cuando se descubre el actor es tan mal parecido, pero sobretodo un personaje con tanto miedo, un chamaquito fresa berrinchudo chillón que además hace una de las tonterías mas grandes de toda la saga y de la historia de muertes de héroes cuando mata como mata a Han Solo. ¿de veras esa era la mejor forma de deshacerte de uno de los mas queridos héroes del cine? No sabes si reir o enojarte de la manera tan insulsa con la que eliminan ¡al único personaje que tiene chispa en toda la película! Al personaje mas carismático después de Vader. Con eso se fueron pal carajo.

    Para colmo la chica luke, llamada Rey, ya sabe luchar, ya tieney sabemanejar la fuerza nada mas porque es niña, supongo, entonces que fraude era la escuela de jedis porque..o se equivocaban tiro por viajeensus elegidos discipulos o pues ya lo traían ellos desde siempre. Entonces, perdón ya me gana la risa, toda la misión todo el show de Luke, hecho todo un Chewbacca, es una guasa!

    Los malos también son remensos en selección de personal. Stormtroopers tontos y lo peor…siempre se equivocan de candidatos para dominar las galaxias¿no solo una. ¡Como el alien que sale, y que se ve muy padre eso si, como tambien la caga y todavía dice que tiene que ahoolora si,los desordenados, guevones, el entrenamiento de su guerrero el cobarde darth vadercito. O sea como, como, como.

    El actor que hacia de Chewbacca murió. Y ponen a otro que le hace terriblemente mal, pésimo deChewbacca. Si ya se había muerto el original ya hubieran matado al personaje. Pero no. Matan a Han Solo!,

    Que limitada imaginación: estando en galaxias muy muy lejanas, vuelven enemil veces al mismo planeta. Ooootravez el barecito, otro R2 pero ahora en una odiosa pelota que no se ganó el cariño de nadie. Siento que todos calladamente sentimos que asistimos a una pelicula usurpadora dela real. Personajes mediocres supliendo a los maravillosos.

    Pa cuando sale erre dos ya es demasiado tarde. Mis poderes me permiten ver que todos nos sentimos defraudados de aaah, para eso sale erre dos ? Tanto cuento conducido por un alumno idiota que nincontrola su fuerza, el hijo cobarde, para seguirlo en tooooda la peli pregunta do anoneesta el mapa para hallar a Luke. Les cae?

    Debieron de mostrarnos los últimos momentos de esa paz que habían ganado los rebeldes cuando el retorno del Jedi, debieron de mostrar esos desencuentros entre la pena ajena de Leia (todo el cine completo hicimos una expresión de congoja al ver aparecer a una abuelita llamada Carrie Fisher, de pena ajena, ni Han Solo la quiere agarrar y la abraza como si fuese su abu, nonono, de risa loca), debieron de mostrarnos en verdad un principio ordenado de una nueva saga. Como se deslinda el hijo de Solo y Leia, porque se larga ooootra vez Luke, por que esta chava Rey resulta que es la mera buena.

    Dejar tantos tantos cabos sueltos adelanta que harán la misma chafez que con las tres últimas, aletargando en tres películas la supuesta resolución de todo hasta el final.

    No te drían por que. Esto era borrón y cuenta nueva. Hay muchas novelas alternas que narran sucesos mas interesantes y no tomaron nada de ellas.

    En este siglo, los niños ya captan tramas mas complejas, hay tanto que se pudo haber enriquecido sobre esta filosofía light de la fuerza, del bien y del mal. Nada. Aquí la fuerza ni pinta. Todo rápido. Todo sin importar la historia. Todo solo explicado mediante diálogos en tres patadas para dar paso a mas balazos y batallas aburridas.

    LA AUSENTE FUERZA DE LA MUSICA
    John Williams se nota que esta hasta la madre de star wars desde las tres pasadas. No hay un tema pegador para Rey, no hay tema para el cobarde. No hay tema de amor. Williams también dijo inguesu recogió el cheque y a la goma. La música ha sido la mitad de esta llamada saga. Y por ello mismose muere la peli desde el inicio.

    Lo mas curioso es que todos lo sentimos, todos sentimos esa fuerza endeble, desilusionante, poco brillante…pero la mayoría, defendiendo una nostalgia (Creada por la mercadotecnia) de la infancia que ya no es posible. El niño que se rehusa a crecer. El adulto, máximo consumidor de videojuegos, en un afán desesperado por retener una juventud que ya se fue.

    Revelador todo lo que puede generar la publicidad. Y luego dicen que no existe el control mental (la verdadera fuerza?)

  2. andres dice:

    Queria comentar que ya han salido datos del guion de la segunda y tercera parte.

    La segunda va a tratar de que se reconstruye la estrella de la muerte (pero mas grande). Un grupo de cazas rebeldes tendra que encontrar el punto debil y destruirla. Mienstras Han solo (que sera reconstruido resucitado o algo asi) tendrá que desactivar los escudos. Un robot guardara los planos secretos y sera perseguido por los malos. Algun pariente del bueno sera el malo malisimo.

    En cuanto a la tercera tratara de lo siguiente:
    Se reconstruye la estrella de la muerte (pero mas grande y esta vez, quizas sea cuadrada para disimular un poco). Un grupo de cazas rebeldes tendra que encontrar el punto debil y destruirla. Como este cambio en el guion es muy arriesgado y los fans quizas se enfaden se ha decidido que Han solo tendra que desactivar los escudos. Un robot guardara los planos secretos y sera perseguido por los malos. Algun otro pariente de algun otro bueno sera el malo malisimo.

    El resto del guión todavia no se lo han pensado. Pero con esto ya los fans quedarán contentos y asi no arriesgan a malas criticas, luego nos explican que es un homenaje o un remake y todos tan contentos.

  3. […] Star Wars: El despertar de la Fuerza […]

  4. TheCaptain dice:

    Gran crítica. Das en el clavo! Juega con las emociones pasadas sin arriesgar. Suerte que respeta y nos devuelve muy bien actualizado el universo Lucas. El sentido de este episodio VII dependerá de lo que haga, no el próximo director, si no el que mueve los hilos…el ratón de las orejas.

    P.D.: te dejo mi crítica

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>