Only God Forgives: imagen y reflejo

Julian y Chang, un mismo hombre, dos personalidades Por Arantxa Acosta

“Lo unico que arde en el infierno es la parte de ti que no se va de tu vida. Tus recuerdos, tus vínculos, los queman todos allí. Pero no para castigarte, sino para liberar tu alma. Así que si tienes miedo de morir y te estás resistiendo, verás diablos arrancándote la vida. Pero, si estás en paz, los diablos se volverán ángeles que te liberen de la tierra" La escalera de Jacob (Jacob’s ladder, Adrian Lyne, 1990)

Contiene spoilers

La historia que Nicolas Winding Refn nos quiere explicar con Only God Forgives se nos puede antojar incluso demasiado simple, al igual que nos pasó con Drive (2011): Julian, propietario de un gimnasio de boxeo y traficante de drogas, buscará vengar la muerte de su hermano en manos de un policía, empujado por su madre.

Simple, ¿verdad?

El problema es que ya conocemos a Winding Refn. El problema es que no podemos dejar pasar por alto algunas frases, algunas miradas… incluso algunos silencios, o fotogramas concretos.

Porque esa es la verdadera historia, la que no se ve, la que se esconde tras la elevada simbología utilizada por el director. Más allá de la perfecta fotografía, de la impecable puesta en escena, o de el apabullante uso del sonido. Y es que podemos obtener una interpretación de lo que está pasando totalmente alejada de la capa superficial de la película.

La propuesta de este texto es analizar Only God Forgives considerando la siguiente premisa:

¿Qué pasaría si durante gran parte del film estuviésemos en la mente de Julian? ¿Qué pasaría si lo que necesita Julian es liberarse del trauma que arrastra desde su infancia, alejándose del camino que se ha visto obligado a seguir por culpa de su madre? En definitiva…

¿Podríamos llegar a pensar que Julian y Chang son la misma persona?

only god forgives

Julian, el hijo humillado que ha seguido a rajatabla las órdenes de una madre omnipresente en su vida. Incapaz de vengar la muerte de su hermano Billy con otra muerte, evitando el conflicto quizá por considerar que su hermano se merece ese castigo por sus actos. Al fin y al cabo, sabemos que éste tiene el mismo trauma que el propio Julian, ser abusado sexualmente por su madre. Julian sabe que la respuesta no es violar y asesinar a niñas de catorce años para superar esa etapa de sus vidas, por lo que considera justa la muerte de un asesino, sea o no su hermano, por otro lado utilizado siempre por su madre como agravio comparativo para humillarle constantemente.

Chang, El policía tan trastornado como Julian, el ángel justiciero, el hombre violento por una buena causa, a quien no le tiembla la mano si debe cortar el cuello a asesinos o matones. Eso sí, incapaz de pegar él mismo a Billy, deja que sea el padre de la hija quien lo haga. Y cuando el padre se excede en lo que Chang había considerado justo (asesinando también cruelmente a Billy), Chang decide tomarse de nuevo la justicia por su mano, cortándole el brazo al asesino de Billy pero no matándole, porque no se lo merece.

Volvemos a la madre. La madre de Julian le ataca, le echa en cara que no la ayude en la venganza planeada, que no sea como su hermano. Pero hacia el final del film confiesa al policía tailandés que Julian es muy violento, que mató a su propio padre. Y en esa escena Chang teóricamente está también en la sala, pero alejado, sin intervenir. Simplemente, porque no existe como tal. ¿Por qué? ¿Cómo nos lo hace saber el director?

Menos en escenas muy concretas en los que ni Julian ni Chang aparecen en pantalla (y que personalmente considero que no son reales, que están en la imaginación de Julian), normalmente los dos personajes aparecen uno tras otro gracias o enfrentados. Un buen ejemplo es al inicio de la película, cuando Julian se mira las manos, se apagan las luces y ya vemos a Chang, encadenando personajes, conceptos. Chang mirará a Billy, comprendiendo su dolor, porque él ha sufrido el mismo trauma, y el tailandés saldrá de la habitación. Al fin y al cabo, es su hermano, ¿no?

only god forgives 3

Recordemos varios pasajes de la película para clarificar la teoría barajada:

Volvemos al inicio. Billy abandona el gimnasio diciendo “time to meet the devil”. Teóricamente, no vuelve a encontrarse con Julian. Pero pensemos que sí, pensemos que Julian, incluso, ha acompañado a su hermano. No es una idea descabellada dado que la frase que pronuncia Billy puede tanto referirse a que él mismo va a enfrentarse al fantasma de su madre, como a una invitación a hacerlo juntos.

Esto permitiría que Julian pudiese estar tan pronto en la escena del crimen, bajo la apariencia de su otro yo, Chang. Porque éste representa todo lo que a él, como Julian, le falta y su madre le echa en cara. El problema para su madre es que Chang es el violento, pero también el justo.

Cuando Chang impone justicia, cortando el brazo del padre que se ha excedido con la muerte de Billy, Julian está en el prostíbulo, observando cómo se masturba su prostituta preferida, que encarna la dulzura de la que carece su madre y de la que está enamorado, pero siendo él incapaz de vivir una vida sentimental normal no podrá revelarle sus sentimientos. En cualquier caso, no debemos dar por supuesto que las dos escenas ocurren al mismo tiempo. De hecho, Julian puede haber vuelto al prostíbulo tras la violenta escena anterior.

Para ello, el director nos da pistas: Julian tiene los ojos vacíos mientras mira a la prostituta, y se imagina levantándose y encontrándose con Chang, que está cortando el brazo del padre, y a la vez Julian siente cómo se está cortando el brazo a sí mismo (Chang le corta el brazo a él en esta ensoñación). En el mismo momento, ella llega al éxtasis, igual que él. Porque siente que ha impartido justicia.

Cuando pican a la puerta para comunicar que Billy ha sido asesinado, Julian no se inmuta. Ya lo sabe. Y el director lo enlaza con Chang cantando en una especie de karaoke irreal, con un público inmóvil. Es la forma de mostrarnos la felicidad de Julian/Chang tras lo ocurrido, cantando, que veremos en dos ocasiones más: con la muerte del matón que intenta asesinar a Chang y al finalizar la película, como muestra de la redención alcanzada por Julian.

Explotaremos aquí dos pasajes más que nos pueden demostrar que Julian y Chang son la misma persona:

Uno de ellos es cuando Chang persigue al matón que ha intentado asesinarle y, una vez atrapado, van a buscar al socio con el que ingeniaron el ataque. Este socio tiene un hijo, que parece retrasado, o temeroso de lo que va a vivir. Está a punto de presenciar una escena que le va a traumatizar de por vida, al igual que el peso que Chang/Julian arrastra desde pequeño. Así que le deja con vida, igual que Julian a la hija de Chang más adelante…

El segundo lo vemos en el momento que Chang está con su hija en su casa. Una casa con una decoración muy distinta al resto de la película, con colores vivos y casi infantil, como si fuese el refugio mental de Julian, donde puede encontrarse con sus otras personalidades y sentirse seguro. En esta escena, la niña le dice a Chang que “le tenemos que dejar libre ahora”. Y Chang contesta: “¿Entonces como estaremos seguros de que no causa problemas otra vez?”. Siguiendo la teoría aquí desarrollada, la niña podría representar la conciencia de Julian, la balanza entre él y Chang, el estadio mental anterior al trauma con su madre, cuando aún era inocente. Chang, el justiciero, replica que dejar actuar a Julian de nuevo podría ser un peligro, por lo que Chang es la personalidad que busca ser recto en cualquier momento, aunque para ello deba hacer daño a otros. Por último, Julian representa la parte salvaje de un chico que se nos antoja incluso retrasado, como el hijo del matón que deja con vida, o al menos demasiado volcado en sus obsesiones… tanto que no le dejan pensar con claridad.

Existen más indicios que explican esta teoría, como que Julian persiga por la calle a Chang y éste desaparezca misteriosamente, o que cuando Chang se enfrenta a Billy o a la madre éstos nunca se intercambien palabras. También cuando la madre y Chang se miran en un momento concreto del film, cuando en realidad (o teóricamente) están ubicados en lugares distintos, mostrando la conexión Chang/madre/Julian y haciéndonos también pensar que la madre ha mandado matar a su propio hijo (y aquí podríamos enlazar con si esto es real también, si la madre quiere matarle o todo está en la mente de Julian; incluso el asesinato de la madre podría ser completamente inventado, siendo esta muerte la forma de representar la deseada desvinculación con su progenitora…

only_god_forgives_1

En cualquier caso, la teoría está planteada, no hace falta dar más detalles.

Tras todo esto, lo único que podemos concluir es que la escena de boxeo final está exclusivamente en la mente de Julian. La sala se nos antoja diferente a la mostrada en otras ocasiones, ahora impoluta, exenta de cualquier objeto que pueda distraer a los contrincantes. La lucha es dura, pero quien sale victorioso es Chang. ¿Por qué? Porque Julian sabe que debe enfrentarse a su madre para eliminar cualquier lazo con ella de una vez por todas. Por esta razón la madre saldrá de la escena mirando con odio a Chang, que no es más que su hijo saliendo de su protección/abuso. La prostituta también dejará el lugar, resignada, como si Julian ya lo la necesitase como contrapunto a los recuerdos de su madre (¿existe realmente la prostituta, o también está en la imaginación de Julian?).

Una vez liberado, Chang/Julian puede deshacerse de su madre, física (igual que hizo con su padre, cuyo asesinato le remuerde la conciencia tanto o más que mantener relaciones sexuales con su propia madre) y/o metafóricamente. Así que, ya sin esa “protección”, puede sentirse libre. Puede volver a sentir el placer que sintió al hacer justicia, ahora consigo mismo, reviviendo la sensación de cortarse las sucias manos con las que ya no tendrá que volver a pelear con su madre ni consigo mismo, y, por supuesto, cantando en su particular karaoke.

Feliz. Dueño de sus actos. Y de su propia mente.

only god forgives 2

TRAILER:

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comentarios sobre este artículo

  1. Bárbara dice:

    Impresionante la crítica y tu teoría. No lo había pensado. Dan ganar de volver a verla ya otra vez.

  2. […] También aquí:  Only God forgives: Imagen y reflejo. […]

  3. […] vergonzoso. Porque la película rezuma una identidad propia en la que descubrimos no al Gosling de Sólo Dios Perdona (Only God Forgives, Nicolas Winging Refn, 2013) o Drive (Nicolas Winging Refn, 2011), sino al del […]

  4. […] del director, intentando analizar su proceso mental para llegar a conseguir esa culminación que es Sólo Dios perdona. A través de cuatro capítulos (completados con la introducción y referencias), Brox hará, como […]

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>