IV Festival Márgenes

Previa Por Jose Cabello

Edición tras edición, y ya van cuatro, el Festival de Márgenes comienza a consolidarse, tanto como evento a marcar en el calendario, por el propio festival, como por funcionar como plataforma no restringida únicamente a la proyección de obras cinematográficas. El paso del tiempo nos otorgó perspectiva para vislumbrar con más nitidez la naturaleza del proyecto Márgenes, entendiendo que el Festival quiere funcionar como una vía para la difusión de un cine que arrastra los problemas innatos al nacer fuera de la corriente principal. La distribución continúa en el puesto número uno de obstáculos a vencer.

En un año donde las producciones españolas continúan disminuyendo, con respecto a años anteriores, cada vez resulta más frecuente los proyectos dados a luz a través de mil formas diferentes para sufragar la puesta en marcha de una película. Las ganas de emprender un viaje al cargar con la cámara y contar una historia nos obligan a recurrir al ingenio mientras las escasas pero grandes producciones de este país ven aumentar su presupuesto. El símil de la destrucción de la clase media llevada a la industria del cine. Los grandes más grandes y los pequeños más pequeños. Supongo que no seré yo el único cansado de los mismos actores y actrices que acaparan la cartelera del año. El pastel siempre dividido entre los de siempre. La casta del cine.

La cuarta edición de Márgenes comienza el día 4 de diciembre y cierra el día 31.

Como en ediciones anteriores, el Festival prolonga hasta 27 días su recorrido ya que ofrece la posibilidad de visionar online cada una de las doce películas que componen la Sección Oficial a Competición. Fuera de Competición también será posible acceder a Favula (Raúl Perrone, 2014), aunque la proyección solo será online. Raúl Perrone vuelve al Festival tras competir en la edición pasada con P3ND3JO5 (2013), cinta que a su vez se alzó con el Premio a Mejor Película en el Festival de Lima Independiente.

Márgenes la décima carta

La décima carta

Si en la tercera edición homenajearon al documentalista Basilio Martín Patino, en esta ocasión premian la carrera de Gonzalo Suárez. Márgenes quiere reconocer la labor del director en una década donde el cine español estaba infectado de arquetipos. Gonzalo Suárez con Ditirambo (1969), su primera película, aportó aire fresco a una panorama rancio regido por unas bases escrupulosamente estipuladas que ataban de pies y manos al director a la hora de hacer cine. Cerrando el círculo, la película inaugural, Basilio Martín Patino. La décima carta (Virgina García del Pino, 2014), ahondará sobre la figura de Patino y las cartas que escribió durante su juventud a Berta; para la gala de clausura apuestan por Sueñan los androides (Ion de Sosa, 2014), que se proyectará en la Casa Encendida el día 13 de diciembre. La Casa Encendida vuelve a acoger el cierre del Festival. Por otra parte, Cineteca Madrid continúa como sede oficial de Márgenes, pero se le suma Casa América que cobijará la retrospectiva a los trabajos realizados en conjunto por los portugueses Joaquim Pinto y Nuno Leonel. De las cuatro citas en Casa América, una de obligado cumplimiento es el documental Agora? Lembra-Me (2013), un film que deja constancia de la lucha diaria del propio director contra el SIDA y la hepatitis C. Aprovechando el marco del Festival, y la presencia de Joaquim Pinto, el director impartirá una clase magistral, de manera gratuita y previa reserva, el viernes 12 en Casa América. Márgenes proyectará, dedicándole una Sesión Especial, Pas a Genève (Lacasinegra, 2014) y Hermosa Juventud (Jaime Rosales, 2014).

Márgenes África, 1815

África 815

Dos películas proyectadas en diferentes secciones del recién terminado Festival de Cine Europeo de Sevilla, formarán parte de la Sección Oficial de Márgenes. Las altas presiones (Ángel Santos, 2014) y África 815 (Pilar Monsell, 2014). La primera habla del retorno de un cineasta a su lugar de origen, la segunda viaja al pasado colonial de España a través de la narración de una hija que detalla la experiencia militar de su padre en el Sáhara. También desde otro festival de cine, Alcine, llega Todas las cosas que no están (Teresa Solar Abboud, 2014). La película propone un viaje a lo largo de Estados Unidos siguiendo las imágenes del ingeniero Harold Edgerton, inventor del actual flash que incorporan las cámaras de fotos. Y no hay edición de Márgenes sin Carlos Serrano Azcona, un asiduo al festival. En esta edición vuelve a ofrecernos su peculiar visión política con Cartas desde Parliament Square (2014). Si Falsos Horizontes (2013) intentó recopilar la retirada de la acampada en Sol, ahora viaja hasta Londres para recopilar las conversaciones mantenidas con Barbara Tucker, seguidora de la campaña pacífica que inició el activista Brian Haw en Reino Unido. La mirada política la completa también Propaganda (Christopher Murray, 2014), que nos propone acompañar al pueblo chileno en su indignación mientras tenía lugar la campaña presidencial de 2013.

Por otra parte, Lacrau (Joao Vladimiro, 2013) y Vida Activa (Susana Nobre, 2013), comparten nacionalidad portuguesa pero contraponen dos maneras de entender el trabajo en la sociedad. Lacrau apuesta por un regreso a lo que la propia película denomina “la curva donde el hombre se perdió“, es decir, una vuelta al origen del ser humano, el éxodo de las ciudades, mientras Vida Activa reflexiona sobre el trabajo en el mundo moderno al hacer acopio de las vivencias de un grupo de personas que gozan de una nueva oportunidad en un centro de formación laboral.

 Márgenes Propaganda

Propaganda

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>