La vida es sagrada y La mirada del silencio

La irremediable mutabilidad de la sociedad Por Ignasi Ferrer

La vida es sagrada (Life is Sacred). Director: Andreas Dalsgaard. Dinamarca, 2014

La mirada del silencio (The Look of Silence). Director: Joshua Oppenheimer. Dinamarca, Indonèsia, Noruega, Finlàndia, Regne Unit, 2014

 

Sesión doble de cine político en el DocsBarcelona 2015 que nos lleva a reflexionar sobre la situación social de un país y varias maneras de afrontar las injusticias sociales, desde cambiar las cosas, como sucede en La vida es sagrada, hasta enfrentarse a una dictadura militar, como se ve en La mirada del silencio.

En La vida es sagrada se sigue la revolución popular que llevó a cabo Antanas Mockus en Colombia. Cansados de vivir en constate guerra contra las FARC y la corrupción, Mockus se erigió como una figura valiosa para el pueblo. Antiguo decano universitario y alcalde de Bogotá, Mockus fue la cabeza visible de un movimiento popular que sacudió los cimientos de la política colombiana y llevó a su adversario, Juan Manuel Santos, a activar toda la maquinaria, incluyendo el uso de rumores y mentiras, para debilitar a su adversario y forzar que perdiera las elecciones.

Andreas Dalsgaard articula en La vida es sagrada una exhaustiva radiografía del sistema político colombiano y desde las entrañas del Partido Verde desgrana la campaña que Antanas Mockus llevó a cabo, altibajos incluidos.

La diferencia entre un movimiento popular y un movimiento populista a veces es mínima y se pueden confundir. Sobre todo en un tiempo en que las clases populares han conseguido mayor voz. En España por ejemplo, han surgido nuevas figuras en la política que pueden catalogarse fácilmente de populistas como Pablo Iglesias, Ada Colau o Albert Rivera. El trabajo de Dalsgaard en este caso sirve para descartar que Mockus sea un simple populista, aunque se centra tanto en su figura y la campaña del Partido Verde que se echa de menos algunos datos o detalles de los rivales que contextualicen mejor la figura de Mockus.

Más allá de un simple retrato al nuevo mesías de la política colombiana, La vida es sagrada también es el reflejo de la debilidad humana ante la posible pérdida de derechos. El documental deja bastante claro que el Partido Verde en parte pierde las elecciones por culpa de las mentiras y rumores que el jefe de campaña de Santos, J. J. Rendón, esparció durante la campaña. Mentiras que alimentaron el miedo del pueblo y que les movió a votar al stablishment en vez de arriesgarse con un nuevo líder para conservar lo poco que tenían.

la vida es sagrada y la mirada del silencio 1

La vida es sagrada

Y de miedo va la nueva película de Joshua Oppenheimer que vuelve a Indonesia con La mirada del silencio, una especie de segunda parte de The Act of Killing (2012). En esta ocasión, sigue las vicisitudes de una familia de supervivientes del genocidio del general Suharto tras el golpe de estado de 1965 que intentan descubrir cómo fue asesinado su hijo. El hermano de este, Remli, se entrevista con los responsables de este asesinato y observa como reconocen sin ningún peso de conciencia sus crímenes como si fuera la cosa más normal del mundo. A diferencia del populismo que veíamos en La vida es sagrada, aquí el miedo no ha cambiado de bando que diría Ada Colau y los verdugos se saben fuertes para confesar sus crímenes impunemente.

la vida es sagrada y la mirada del silencio 3

La mirada del silencio

La fórmula que ha usado Oppenheimer es la de confrontar al hermano de la víctima en entrevistas con los asesinos y gente afín al régimen. La planificación está tan cuidada que esas imágenes no evitan un cierto aire de teatralidad, como si todo fuera una recreación porque el contenido de ellas es tan terrible que es inevitable desear que así sea. Gente confesando sus crímenes impunemente y con tal facilidad que hiela la sangre. Gente confesando ante la cámara cómo mató a otro ser humano e incluso riéndose mientras Remli mira petrificado a la pantalla del televisor. En su casa es feliz con la familia, en especial con su hija y sus travesuras, e incluso su padre ciego y enfermo es capaz de arrancar una sonrisa a la sala entera cantando una canción un poco picante.

En esta dualidad entre belleza y crueldad encuentra el equilibro Oppenheimer para mostrar en La mirada del silencio la situación de un país arrasado por los suyos.

Una dualidad que por un lado nos indigna ante tanta injusticia, pero que por otro lado nos consuela recordándonos que hasta en las situaciones más adversas uno puede encontrar momentos de paz. Aunque las dos horas de cinta se hacen bastante largas, el director texano vuelve a sacudir nuestras conciencias con un trabajo bastante sólido e importante por recordarnos temas que apenas salen en las noticias. Ojalá algún día pueda cerrarlo con una trilogía cuya tercera parte cuente como los vencidos se levantaron contra los colpistas porque como dice Mockus, “la vida es sagrada” y algunos deben aprenderlo pronto.

TRAILER: La vida es sagrada

TRAILER: La mirada del silencio

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comentarios sobre este artículo

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>