Cegados por el sol (A Bigger Splash)

"Europa está muerta", o De amor, sexo, culpables y cobardes. Por Arantxa Acosta

Luca Guadagnino nos enamoró completamente con Yo soy el amor (Io sono l’amore, 2009). En aquella, la mujer se hacía, poco a poco, plenamente consciente de que su vida se había limitado a servir a su marido. El director nos empujaba a descubrir junto a ella el interés por la vida, a través de las conversaciones con su hija, o de las nuevas esperanzas y ganas de vivir que le traía el joven al que conoce en un pueblecito italiano… con imagines bucólicas que parecían postales el director retrataba la falsedad de la vida de su protagonista.

En Cegados por el sol, Guagadnino vuelve al largometraje y nos propone un filme con el mismo formato, cálido, pausado y estudiado plano a plano, para presentar el remake de La piscina (La piscine, Jacques Deray, 1969), un filme relevante en su época principalmente por los actores – y el contenido erótico que destilaba la trama – y a sus cuatro personajes principales: Mirianne, aquí reconvertida en toda una estrella del rock en horas bajas; Paul, su pareja desde hace más de seis años, que le presentó Harry, ex-amante también de la cantante y que aparecerá sin previo aviso junto a su hija Penélope en la casa en la que los dos primeros pasan sus vacaciones.

Cuatro personajes con un pasado y presente en común. Y mucha libido y tensión sexual, claro.

Pero el director aprovecha la oportunidad que le brinda Cegados por el sol para escapar de la mera reinterpretación del clásico…

… porque, una vez detalladas y destiladas esas tensiones, lo que observaremos es el análisis que el realizador otorga a la personalidad de cada uno de ellos. A nivel individual pero también como grupo, entendido a nivel de estrato social.

a bigger splash 1

Así, Guadagnino pasará, tras presentarnos a los cuatro protagonistas (de forma realmente eficaz: en los primeros minutos ya podemos formarnos una idea del carácter de cada uno de ellos) y emplazarles ya en la casa con la famosa piscina, a adentrarnos en sus sentimientos, miedos y fantasías, utilizando en varias ocasiones el flashback para clarificar el por qué de la evolución de la relación entre Marianne, Henry y Paul.

De esta forma, el legado erótico de la película original se convierte aquí en una reflexión acerca del paso del tiempo y el remordimiento que mirar atrás puede provocar si consideramos que las decisiones no fueron acertadas; de la nostalgia que produce recordar tiempos mejores si uno no es feliz en su vida; de la hipocresía que se destila cuando queremos aprovecharnos de los inocentes que nos admiran… en definitiva, una reflexión sobre el egocentrismo unos personajes que representan al primer mundo, en contraposición a los sentimientos de esos inmigrantes que hará aparecer de forma aparentemente esporádica y en escenas aisladas.

a bigger splash 3

Egocentrismo, sí, y miedo. Porque sus problemas de intercambio de parejas no tienen comparación a los de los refugiados que llegan al viejo continente en busca de ver cumplidos sus sueños. Pero lo que se encuentran es un continente “muerto”, tal y como el guión, en un distendido y poco relevante momento del filme, se encarga de emplazar en boca de Harry. “Europa está muerta”, dice. Así que esas miradas de reojo a los de piel oscura, esas ganas de querer culparles, aunque sea de forma inconsciente, de algo que no han hecho, nos descubren el verdadero objetivo del filme: Europa se está muriendo, y estamos cerrando los ojos ante la solución.

Pero, como decíamos, para llegar a este objetivo es necesario que Guadagnino utilice el argumento de La piscina. Aquí no se centrará tanto en los paisajes como en Yo soy el amor, sino que sabe bien que lo que debe hacer es filmar, con el mismo detalle en la composición del encuadre, partes del cuerpo en primer plano (cara, hombros desnudos, piernas, entrepiernas…). Cuerpos que mostrará en cada diálogo mantenido. Es su forma de demostrar tanto el interés que suscita en el interlocutor la persona con la que habla dentro del filme, como su interés personal de que sea también el espectador el que acabe entrando en el juego de fijarse en los cuerpos, en el erotismo que rezuma el tener a los cuatro personajes “encerrados” en la misma casa. Porque, sólo así, la comparativa con el tema de la inmigración será mucho más impactante.

a bigger splash 4

El director jugará con los silencios, con la omisión de información, con el avance (¿demasiado?) sosegado de los días que pasan juntos. Pero su mejor baza está en Tilda Swinton, una rock star que transmite la mayoría de sus pensamientos con la mirada (el personaje casi no habla por haber tenido una intervención quirúrgica), y en Ralph Fiennes, que se mete en la piel del extrovertido Harry en una interpretación muy alejada de las más intimistas a las que nos tiene acostumbrados (obviando los papeles menores en grandes superproducciones de género fantástico). Un acercamiento al “atormentado” Harry digno de premio. Matthias Schoenaerts está muy correcto en su réplica a Swinton y lo que verdaderamente falla es una Dakota Johnson que es la antítesis de la Lolita que necesitaba la película. Una elección de casting muy poco acertada, por mucho que la chica esté (¿por qué?) de moda.

Así que Cegados por el sol funciona, aunque una primera impresión, tal y como ha pasado aquí en Venecia 2015, deje un mal sabor de boca porque a mitad del metraje no consigue mantener la atención del espectador, aburrido con tanta escena que no dice más que lo ya explicado. La que suscribe es la primera que ha tenido que dejar reposar la película antes de formarse una opinión final. Pero un breve análisis ya nos da la respuesta.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comentarios sobre este artículo

  1. […] a sonreír siempre (el Napoleón de Francofonia - Aleksandr Sokurov, 2015; Marianne y Harry en A Bigger Splash…)… Y también denuncias a que dejemos que ocurran injusticias como la muerte de […]

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>