El desconocido

Un thriller de acción americano ¿capitaneado por Luis Tosar? Por Arantxa Acosta

Un desconocido llama a Carlos, a un móvil que ha aparecido en su coche, mientras éste está llevando a sus hijos al colegio. El motivo, un clásico: haz todo lo que digo y no haré explotar la bomba que te he puesto en el coche. No os levantéis del asiento o explotará, etc. etc.

¿Nos suena? Evidentemente. Pero el desconocido llegaba a Venecia 2015 avalada por ser la película que inauguraba la sección Venice Days. Una sala abarrotada entre prensa y público esperaba la ópera prima de Dani de la Torre. Buen comienzo, y muchas expectativas.

 el desconocido 2

La ira caerá sobre los injustos, segunda parte. Sí, porque en la misma jornada pudimos disfrutar de Un monstruo de mil cabezas (Rodrigo Plá, 2015). Allá, seguíamos al chantajista. Aquí, a la víctima. Pero si algo quiere reflejar el guión es, precisamente, que no hay víctima, no hay inocentes. La ira responde siempre a un estímulo, y las ganas de venganza, simplemente son la consecuencia de una ira controlada…

Así que si en la primera veíamos las consecuencias derivadas de la desesperación emocional del momento, en El desconocido el terrorista lo ha planeado todo desde hace tiempo y, curiosamente, no sólo las consecuencias sino también las causas de su irracionalidad provienen de casos similares. De injusticias sociales de las que no únicamente los directivos de grandes empresas son culpables.

Porque si Un monstruo de mil cabezas arremetía contra la sanidad privada, de la Torre, como intuíamos era posible en el texto para la anterior, utiliza aquí el thriller de acción para denunciar la mala praxis del sector financiero. De hecho, es destacable cómo el director ha querido retrasar, esperando que el espectador esté poco atento, el motivo por el que Carlos es chantajeado. Y lo hace desde la primera escena, cuando nuestro protagonista está hablando con el superior de su empresa, desatendiendo a unos niños que de la Torre utilizará para distraernos con sus juegos y peleas. Conscientemente también las palabras de la conversación se esconden tras el ruido del entorno, el sonido se sitúa en segundo plano… Pero este no es el único juego de un director que emplazará también otras pistas (“quiero mi dinero”, por ejemplo) antes de revelar abiertamente su crítica social.

Lo que encontramos en El desconocido es un buen thriller de acción en el que Dani de la Torre sale airoso a la hora de mantener la atención del espectador…

… algo poco sencillo cuando casi toda la trama se desarrolla dentro del coche.

 el desconocido 1

No obstante, el director, sabedor que no puede aguantar durante dos horas el ritmo con una historia más bien limitada (cámaras dentro del coche, persecuciones automovilísticas, planos centrales de la ciudad…), urde una trama en la que consigue emplazar también fuera del escenario principal su desarrollo, sin perder nunca de vista al protagonista principal. El resultado, como decíamos, es bueno a este nivel. Y Luis Tosar, la verdadera baza del filme y que nunca decepciona, no sólo sabe aguantar la presión del personaje sino que es el apoyo que necesita un elenco de actores que se nos antoja no están al nivel para este tipo de historia. Porque Tosar, con esa naturalidad que impregna en todos sus papeles, consigue que nos creamos que siente miedo, y que lo pasemos junto a él. Destacar, eso sí, cómo de la Torre decide presentar a la otra protagonista, la jefa de unidad de explosivos de las policía, un plano secuencia que sostiene la presencia del que va a ser un peso que clave y que está poco explotada. Por otra parte, el guión está bien enlazado aunque se permite varias licencias para que todo encaje bien. Licencias perdonables, eso sí.

El ritmo del filme es bueno hasta como mínimo dos tercios del filme, el espectador no tiene bajones de atención. Y aunque quizá se alarga demasiado, es loable mantener durante casi dos horas a un hombre en el coche. Eso si, esto no es Locke (Steven Knight, 2013), aunque seguir este estilo hubiese sido quizá mucho más interesante que el escogido. Seguramente Tosar hubiese aguantado bien el tirón dramático. El desconocido es, y aquí empiezan los peros al filme, más bien un intento de recrear una mezcla entre Última llamada (Phone Booth, Joel Schumacher, 2002), el episodio de Relatos Salvajes (Damián Szifrón, 2014) protagonizado por Ricardo Darín, Speed (Jan de Bont, 1994)… y un sinfín de referencias, americanas y recientes, que lastran al filme por remitir al espectador rápidamente a la comparativa. Si le sumamos el flaco favor que le hace de la Torre al filme al incluir en el argumento denuncias alejadas a la crisis española para justificar la forma de actuar de sus protagonistas (el no cuidar las relaciones de pareja o a la familia por ser egoísta y codicioso), además de un desenlace tan previsible como poco valiente, trunca el buen sabor que nos estaba dejando un filme que, aunque ya visto, estaba consiguiendo una buena valoración. Así que El desconocido acaba decepcionando y, no obstante, deja un buen sabor de boca. Parece que en los últimos años las producciones españolas están empezando a arriesgarse un poco más allá de la comedia… aunque, cómo no, siempre existirá “Ocho-apellidos-algo”.

Tosar y buen ritmo avalan a El desconocido. Las expectativas se ven cumplidas… hasta los diez últimos minutos.

TRAILER:

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comentarios sobre este artículo

  1. […] Arantxa Acosta en Cine Divergente […]

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>