Venecia 2015. Presentación

¿Volviendo al punto de mira? Por Arantxa Acosta

Un hombre aparece en pleno desierto de Texas. No recuerda quién es. Pero tanto por su empeño como por la ayuda de su hermano, intentará no sólo recordar, sino también rehacer su vida.

Volver a empezar. Reconocerse en el pasado. Seguir en el futuro.

El año pasado cubríamos por primera vez el Festival de Venecia (2014), y en el texto previo ya decíamos eso de que…

“Superarse edición tras edición no es sencillo, y es sabido por todos que tampoco lo es mantener la atención de medio mundo a diario, menos cuando el Festival de cine de Toronto vuelve a solaparse con los últimos días del que nos ocupa. Y aunque no se trata de ninguna revelación el indicar que Venecia ha perdido poder de atracción, no es menos cierto que, sin embargo, se mantiene con la ilusión del primer día…”.

Así que el cartel de esta ya su 72ª edición nos dice mucho. Nos habla de continuidad, de pasar el testigo año tras año. De focalizarse en directores que son, o podrían ser, de culto. En el buen cine, en definitiva. De querer volver a ser el centro de atención, mirando hacia atrás, recuperando sus raíces, pero también hacia adelante, para cambiar aquello que no ha salido como se esperaba. Como Travis, como el protagonista de París, Texas (Wim Wenders, 1984), y como Jane, la Natassja Kinski recuperada ahora en un cartel que deja atrás, pero no se olvida, al Antonine Doinel de Los 400 golpes (Les quatre cents coups , François Truffaut, 1959). Quizá porque ya se ve revitalizado ante las adversidades y, de forma serena, se enfrenta a un nuevo futuro.

Hablemos de futuro, mirando al pasado.

Un festival revitalizado, sí. Para empezar, Venecia 2015 mira atrás y recupera, por todo lo alto, El mercader de Venecia (The Merchant of Venice, 1969) de Orson Welles, coincidiendo con el centenario de su nacimiento.

La recuperada copia podrá verse el 01 de Septiembre, un día antes del inicio oficial del festival. Además la proyección vendrá acompañada de un concierto con la música original compuesta para la película por Angelo Francesco Lavagnino, y del disfrute de los invitados de la versión restaurada, y completa, de Otelo (Othello, 1951), en lo que seguro será una auténtica fiesta y tributo al genio que fue Welles.

Por otro lado, un breve vistazo a lo que supuso para Venecia 2014 el estreno mundial de la ganadora de los Oscars (Birdman, o La inesperada virtud de la ignoranciaBirdman: Or The Unexpected Virtue of Ignorance, Alejandro González Iñárritu, 2014) le ha dado un respiro a un festival que se ha visto la oportunidad de volver a estar en el punto de mira y que quizá le ha hecho virar ¿demasiado? hacia un foco ahora puesto definitivamente en ser un buen reclamo para presentar candidatas a los Oscars. Un reclamo que se ve agradecido con la presencia de estrellas de Hollywood, claro.

El star system y potenciales buenos filmes, una combinación ganadora que este año va a intentar devolver en su edición Venecia 2015 el glamour que el paso de los años parece haberse visto un poco mermado.

Y, no obstante, el foco hollywoodiense no parece verse traducido en mero espectáculo de famoseo para atraer más medios y espectadores. Aunque quizá el menos atrayente para el cinéfilo sea precisamente el filme escogido para la inauguración, Everest (Baltasar Kormákur 2015), cuyo principal atractivo reside en comprender cómo se ha podido contar con tal elenco de actores, encontramos fuera de competición la esperada nueva película de Scott Cooper (del que aún esperamos poder ver Out of the Furnace – 2013), Black Mass (2015), con Johnny Depp interpretando al violento criminal hermano de un senador estadounidense; o la aún más esperada Spotlight (2015), de un Thomas McCarthy que nos enamoró ya con su primer film, Vías cruzadas (The Station Agent, 2003) y nos deleitó con la pequeñas grandes joyas que fueron The Visitor (2007) o Win Win (Ganamos todos) (Win Win, 2011). Fuera de competición también nos hará mucha ilusión ver el corto The Audition: de Niro, DiCaprio y Pitt dirigidos por el Dios del Olimpo cinematográfico que es Martin Scorsese. ¿Qué más podemos pedir?

venecia 2015 1

Spotlight

No pedimos más, pero Venecia 2015 nos lo da, y aún no hemos salido de los bombazos estadounidenses: muchos esperarán ansiosos ver Beasts of No Nation (2015), la vuelta a la gran pantalla de Cary Fukuyama con la historia de un joven africano reclutado para luchar en la guerra civil de su país, tras la exitosa primera temporada de True Detective, y del que nos gustó, y mucho, su limpia mirada hacia ese clásico de Charlötte Bronte que es Jane Eyre (2011). Pero dos son las producciones norteamericanas a competición (Venezia 72, sección presidida por Alfonso Cuarón) que nos llaman más la atención…

Por supuesto, la vuelta de Tom Hooper tras los éxitos arrolladores de El discurso del rey (The King’s Speech, 2010) y Los miserables (Les Misérables, 2012) con The Danish Girl (2015), que nos traerá la sorprendente y pionera transformación del artista Einar Wegener en Lili Elbe, de la mano del actor de moda, Eddie Redmayne. La segunda no podía ser otra que Equals (Rake Doremus, 2015), una interesante distopía cuya sinopsis nos remite vagamente a pensar en una extraña mezcla entre Equilibrium (Kurt Wimmer, 2002), La isla (The Island, Michael Bay, 2005), y Divergente (Divergent, Neil Burger, 2014): las emociones son erradicadas genéticamente para promover una cultura social sin violencia y, por tanto, estable. No obstante, un pequeño porcentaje d ela población es inmune a esta manipulación…

venecia 2015 2

Equals

Por supuesto también destacaremos el filme de animación de Charlie Kaufman y Duke Johnson, Anomalisa (2015), sobre la perdida de la autoestima de un orador motivacional. Interesante concepto… cómo el hacer feliz a los demás puede relegarte al rincón de la desesperación cuando eres consciente de que tú estás solo.

Seguimos en Venezia 72 pero dejamos ya de lado las producciones norteamericanas (que no son pocas, no). Destacaremos tres filmes a competición: el primero, cómo no, la hazaña de Alexander Sokurov que, tras Fausto (Faust, 2011), ganadora en Venecia, y más de diez años después de El arca rusa (Russkiy kovcheg, 2002) vuelve con Francofonia (2015) a filmar en un museo, ahora el Louvre, para exaltar cómo el arte puede enseñarnos quiénes, y cómo, somos.

venecia 2015 3

Francofonia

Tras la seguro (y como mínimo) estéticamente bella obra de Sokurov, recomendamos un film que se nos antoja sigue la estela de demostrar cómo se comporta el ser humano: 11 minut (Jerry Skolimowski, 2015). La cinta promete un trhiller que nos presenta los mismos once minutos que viven los distintos protagonistas, ya sean jóvenes o ancianos, pobres o ricos.

Por último, en la misma línea, parece que L’attesa (Piero Messina, 2015) también va a ser capaz de sorprendernos y emocionarnos con un filme sobre el cómo descubrir a otra persona y acabar cogiéndole cariño, aunque el punto de partida sea la conversación entre la madre y la prometida de éste, antes desconocidas, mientras esperan al chico.

De Orizzonti, la sección más transgresora y este año presidida por Jonathan Demme, el título que más nos llama la atención, cómono fieles noostros al mejor cine griego, es Interruption (2015), de Yorgos Zois, en el que un grupo de jóvenes invade el escenario teatral en el que se está representando una versión postmoderna de una tragedia griega.

Pasamos a la sección autónoma La semana de la crítica, que este año cumple ya su 30ª edición, destacando el premio que recibirá Peter Mulligan (recordemos ganó la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián con N.E.D.S. en 2010) del que se proyectará Orphans (1998), su primer largometraje que obtuvo también el reconocimiento de la crítica en su estreno y fue galardonado con varios premios, cuatro de ellos cosechados en Venecia.

venecia 2015 4

Orphans

La película que más nos llama la atención de esta sección es Light Years (Esther May Campbell, 2015), primer largometraje de la directora centrado en el concepto de qué es la familia y cómo sus distintos miembros se mantienen unidos, como si de una constelación se tratase.

Saltamos ya a la otra sección autónoma promovida por la Asociación de Realizadores Italianos, Venice Days, para destacar la alegría que nos produce ver que el filme de Dani de la Torre, El desconocido (2015), será el que inaugure la sección, y para alegrarnos también de que podremos disfrutar de la última película dirigida por Julie Delpy, Lolo (2015). Delphy aporta siempre una mirada melancólica a sus comedias románticas y costumbristas que nos atrae desde que vimos 2 días en París (2 Days in Paris, 2007), además de la versión, quizá demasiado complaciente por tratarse de un personaje histórico admirado por la directora, que nos mostró acerca de la Erzebet Bathory en The Countess (2009).

Y no terminaremos el repaso sin destacar un film que nos ha atraído por su tráiler y sinopsis, Underground Fragrance (Pengfei, 2015), acerca de la cambiante ciudad de Pekín, representación de una época y sociedad que no tiene tiempo a pararse a pensar en el legado de sus ancestros.

Mucho cine, muchas grandes promesas que esperamos ver convertidas en realidad y, sobre todo, mucha ilusión vemos volcada en una programación a la altura del Festival cinematográfico más longevo del mundo que además, este año también premia a Brian de Palma con el Jaeger-LeCoultre Glory to the Filmmaker 2015, proyectando el documenal De Palma (Noah Baumbach, Jake Paltrow, 2015), cuyos directores han desarrollado tras pasar diez años siguiendo al excelente director. De nuevo, mirando atrás, el Festival reconoce el buen cine, el que quiere seguir proyectando en años sucesivos.

Os dejamos el link a la página oficial del Festival (en inglés) y a su programación, y os animamos a seguir las crónicas aquí, en Cine Divergente, a partir del 02 de Septiembre.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>