Los Vengadores

Estudiada adrenalina Por Arantxa Acosta

"Buffy: Bien, podemos hacer esto de la manera difícil o podemos... ah bueno, la verdad solo hay una manera.
Darla: Por mí encantada.
Buffy: ¿Estás segura? No va a ser agradable, va a haber violencia, palabras fuertes, cosas de adultos...".
Buffy Cazavampiros (Joss Whedon, 1997-2003)

¡Vengadores, reuníos! Y, tras años de esperarlo, por fin ha visto la luz, en la gran pantalla y con personajes de carne y hueso, Los Vengadores. Si bien Marvel Comics tuvo la iniciativa de crear el cómic de la historia conjunta de sus superhéroes en 1963, tras darse cuenta del éxito de DC Comics con La liga de la Justicia (cuya primera impresión data de 1960), puede enorgullecerse ahora de que, desde el estreno en 2008 del Iron Man de Jon Favreau, ha sabido preparar perfectamente el terreno para culminar con la aparición de Los Vengadores en todo esplendor.

Y es que el filón (taquillero, claro… y no para una única vez) de reunir a los mejores superhéroes de la factoria Marvel estaba cantado. Quizá lo único sorprendente fuese «reclutar» a Joss Whedon como director, que había desarrollado toda su trayectoria, hasta el momento, hacia la creación y dirección para la pequeña pantalla. Pero alguien capaz de crear series tan exitosas como Buffy Cazavampiros y su spin-off Ángel, de ser guionista de Toy Story o, por supuesto, de demostrar su amor por los superhéroes en la miniserie-musical on-line Dr. Horrible’s Sing-Along blog (de 2008, os dejo aquí el enlace al capítulo uno de tres, para que podáis disfrutar de esta maravilla si no la conocéis), tenía que darnos una grata sorpresa. Y, por supuesto, lo ha hecho.

Todos conocemos a los seleccionados en esta ocasión para luchar contra el malvado Loki, el hermanastro de Thor que también fue el primer contrincante del equipo en su versión cómic. Todos han tenido alguna aparición estelar en las últimas películas de la Marvel (Hawkeye en Thor, la Viuda Negra en Iron Man 2) o han sido sus claros protagonistas (dejaremos a un lado los dos intentos fallidos – en taquilla – de Hulk, aunque desde aquí defendemos claramente la versión de Ang Lee de 2003).

No obstante, y ya empezamos a destacar el gran trabajo de Whedon, el equilibrio de sus apariciones durante el metraje de Los Vengadores es envidiable. Todos, absolutamente todos, tienen su momento, incluso en unos muy bien diseñados créditos finales. Aunque, claro está, ya sea por el perfil del personaje, pero básicamente por el bagaje del gran actor que lo interpreta, las frases y puesta en escena de Iron Man llenan la pantalla.

Y es que el guión de Whedon está lleno de matices, de momentos estelares que nos hacen recordar los mejores episodios de Buffy (no por el contenido, sino por el formato: gags muy cortos e inesperados, que no dejan tiempo a reírse bien y a gusto de ellos porque la acción «seria» prosigue de inmediato), presentados en secuencias en los que cuadran a la perfección (el momento estrella es, sin duda, cuando encontramos a todos los Vengadores juntos, con Nick Fury, en el que se están discutiendo dos a dos: la cámara va pasando de unos a otros, bailando entre ellos, mostrando lo infantiles que son al no estar colaborando para luchar contra su enemigo común). Sólo en Thor encontramos momentos a la par tan estúpidos como desternillantes como aquí. Además, se agradece se hayan acordado de personajes que fueron clave en otras entregas, como el de Jane Foster, el amor de Thor, y el homenaje al Agente Coulson, el único que ha aparecido en todas las películas como elemento conductor hacia la reunión final.

Así, tanto el respeto por todos los personajes como la necesidad de mantener los estereotipos que representan es loable y, si hay algo realmente destacable, es el «intento de lucha verbal» entre Iron Man y Capitán América (podemos suponer quién sale siempre victorioso).

En cuanto al derroche de dinero en efectos especiales, nos congratula poder decir que son buenos, refiriéndonos a que no se perciben como tal, estando muy bien integrados en el metraje (cosa que no sucedía, por ejemplo, en Thor). Menos mal, porque hubiese sido muy perjudicial a una película que se basa al 90% en ellos. La aportación de los actores se limita a un puñado de escenas, pero hay que destacar el trabajo de los veteranos, que gracias a Dios, además, equilibran la falta de recursos interpretativos de los más jóvenes (me refiero a Chris Evans, Chris Hemsworth y sobre todo Tom Hiddleson, al que seguimos sin ver en el papel de Loki). Y es que,  como decíamos al principio, se nota que Robert Downey Jr. se encuentra en su salsa interpretando al multimillonario, y creo que por primera vez vamos a destacar el trabajo de Mark Ruffalo, que no suele ser santo de nuestra devoción, pero que sabe transmitir la amabilidad de un doctor que se palpa atormentado por su condición. Eso sí, señores productores: yo esperaba que esta vez se fuese más realista… y se hiciese algo con sus pantalones. ¡Si hasta en el guión se hace mención dos veces a que destroza la ropa al convertirse en Hulk!.

Tras lo dicho, claramente hemos dejado para el final lo que a nadie se le va a escapar: no busquemos un gran mensaje en Los Vengadores. Aunque sí podemos encontrar alguna escena que nos sorprende (el levantamiento del abuelo que se niega a someterse ante el poder del recién llegado Loki es uno de ellos), la gran mayoría se centra en hacernos pasar un muy buen rato frente a la pantalla, además de claro está, ensalzar el orgullo americano (la mención al traje de barras y estrellas no tiene desperdicio). Aunque podríamos hablar de la importancia de estar unidos para sobrellevar nuestros problemas, e incluso profundizar en el hecho de que se haga una apología clara a la violencia («si no podemos salvar la Tierra, la vengaremos»), podemos pasar por alto estos hechos al darnos cuenta de que no son, ni de lejos, la base del mensaje. Básicamente porque éste no existe como tal. ¿Y qué?

En definitiva, un blockbuster en toda regla, que hará las delicias de palomiteros, amantes del cómic y padres e hijos. Un film estudiado al milímetro para que no decepcione… veremos cómo y dónde acaba su momento de gloria este año, cuando llegue The Dark Knight Rises (de DC Comics…).

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Comentarios sobre este artículo

  1. Daniela Campos dice:

    Los Vengadores es de mis películas favoritas, aunque no me gusten las cintas de superhéroes esta me impactó de principio a fin, quedé enamorada de Chris Hemsworth como Thor, me gusta que a lo largo de la película cada héroe tiene su momento estelar.

  2. Lina dice:

    Muy buena película!!!! Superó mis expectativas y se que la de muchísimos más…Una entrega formidable, actores, escenas, efectos, todo!…Y recalco la muy muy buena encarnación de Hulk, ciertamente supera las versiones anteriores, fue una gran sorpresa para los espectadores la actuación de Mark Ruffalo de quien no se esperaba mucho,pero que terminó dando muy buenas impresiones,teniendo en cuenta que éste Hulk es el primero en la historia hecho con Stop Motion Capture,lo que permite al actor plasmar sus gestos y acciones en el personaje. QUE BUENA PELI! EXCELENTE 😀

  3. Jonás dice:

    Eso seguro

  4. Vaya! Pues lamento la sorpresa, aunque es algo que se rumoreaba desde hace tiempo… La buena noticia es, cuando la veas, que estarás deseando verles en acción en la segunda parte!

  5. Jonás dice:

    Que aún no la he visto, ¿cómo dices que el próximo enemigo es Cráneo Rojo sin avisar?

    1. Benjamin dice:

      No te preocupes amigo Red Skull no es el próximo villano

      1. 😉

        Dada la controversia, y que tenéis toda la razón – unos y otros, por dar explicaciones innecesarias, por alimentar la ambigüedad de la escena final al escribir el texto, y por hacer caso a un fan integral de los Vengadores – elimino el spoiler que no tendría ni que haber incluido. Gracias a los dos.

        1. Jonás dice:

          Muchas gracias… Y es verdad, no es Cráneo Rojo. Y me alegro de que sea quien es, porque es uno de mis supervillanos favoritos. Y éste sí que promete de cara a la secuela.

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>