Artículos de western

Los puros de corazón

El renacido

Fernando Solla

Solo hay que ahorcar a los cabrones infames, pero a los cabrones infames hay que ahorcarlos.

Los odiosos ocho

Marco Antonio Núñez